jueves, 24 de junio de 2010

ALGO QUE TODOS DEBEMOS SABER......

es largo...pero vale la pena leerlo....
seguramente a lo largo de nuestras vidas hemos necesitado saber o vamos a necesitarlo



Primeros auxilios en caso de accidente de tráfico
Revisado: 23 de junio de 2010

Llega el buen tiempo, y con ello los fines de semana en la playa, en la montaña, las vacaciones..., pero también las carreteras abarrotadas y los accidentes de coche. A continuación se dan una serie de recomendaciones y consejos para dar auxilio con eficacia ante un accidente de carretera con heridos.


RECOMENDACIONES GENERALES

1. El auxilio debe realizarse de forma rápida, serena y eficaz: ·         Manteniendo un clima de seguridad y de tranquilidad.
·         Animando a los heridos con la llegada del servicio de urgencia.
·         No dejando solos a los heridos (hay que vigilar su estado)
·         No comentando la gravedad de las víctimas ni de las lesiones.
·         Controlando a los curiosos.

2.  En la prestación de ayuda a las víctimas de un accidente debemos respetar las siguientes normas generales:
·       Evaluar el estado de todos los heridos para poder atender primero al más grave.
·       No mover nunca a los heridos que presenten signos de posible lesión medular.
·       No quitar el casco a los motoristas accidentados, sin conocer las técnicas para hacerlo (es muy peligroso)
·       Mantener el herido inmóvil en la posición adecuada.
·       No darles medicamentos, alimentos ni bebidas.
·       No tocar las heridas ni poner pomadas, para evitar infecciones.
·       No aplicar extintores sobre zonas desnudas.
·       Asegurarse de que no existen otras fuentes de peligro.
·       Aflojar las prendas que opriman a los heridos.
·       Tapar ligeramente a los heridos.
·       Evitar que los heridos anden.

EVALUACIÓN DE LOS HERIDOS PARA ESTABLECER UN ORDEN DE PRIORIDAD EN LA ACTUACIÓN.
La prioridad de actuación se clasifica según los resultados de:
·        Una evaluación primaria, en la que hay que asegurar el funcionamiento de las funciones vitales del accidentado, identificando aquellos estados que puedan suponer una amenaza inmediata para su vida.
·        Una evaluación secundaria,que permite ocuparse de otras lesione que presente el accidentado, como hemorragias, quemaduras, fracturas, heridas...
La evaluación primaria de los accidentados se hace:
     1.     Valorando el estado de consciencia:
o       Si responde a nuestros estímulos (preguntas, pellizcos, luz en las pupilas) llevar a cabo una evaluación secundaria en busca de posibles lesiones.
o       Si NO responde es que está inconsciente, y hay que comprobar si respira.
     2.      Comprobando la respiración:
o       Ver si su pecho sube o baja, intentar sentir si sale aire por la boca o la nariz del herido.
o       Oir cómo respira (respiración ruidosa como un ronquido). Si el accidentado NO respira, hay que iniciar la “respiración artificial” (realizar el “boca a boca”, a 10 ventilaciones por minuto).
3.      Comprobando la circulación sanguínea:
o       Buscar el pulso carótideo, en el cuello (si no es posible acceder a él, buscaremos el pulso radial o femoral).
El corazón de un adulto late aproximadamente 60 a 80 veces por minuto.
Si percibe que hay pulso, siga con la “respiración artificial”. Si NO tiene pulso y NO respira, se pasa a la “respiración cardio-pulmonar”
o       Comprobar si tiene hemorragias y manifestaciones de shock.
La evaluación básica o primaria de un accidentado consiste en comprobar su estado de conciencia, si respira y si tiene pulso
ACTUACIÓN BÁSICA CON EL HERIDO
Una vez realizada la evaluación inicial de los heridos, la atención se dirige prioritariamente a reconocer y diagnosticar correctamente los siguientes cinco estados críticos.


Asfixia
Parada cardio-respiratoria
Colapso (shock)
Inconsciencia
Hemorragias fuertes
Hay que tener presente que un estado crítico no excluye a los demás
El presentar uno de los estados críticos no excluye presentar otros
1. Asfixia: NO respira adecuadamente, pero SÍ tiene pulso
o       Desobstruir las vías respiratorias – abrir y limpiar la boca –
o       Realizar “ventilación artificial”: Colocando al herido en posición “decúbito supino” (boca arriba), elevar su mandíbula, tapar los orificios nasales y efectuar 10 ventilaciones por minuto.
o       Comprobar de nuevo su respiración y pulso y, si es necesario, volver a repetir la ventilación o respiración artificial
2. Parada cardio-respiratoria: NO respira y NO tiene pulso
·        Desbstruir las vías respiratorias.
·        Colocar al herido en posición “decúbito supino”. Efectuar reanimación cardio-pulmonar para restablecer:
§        Una respiración adecuada mediante la respiración artificial,
§        Una circulación adecuada de la sangre mediante el masaje cardíaco o compresión torácica,
·        Continuar con la respiración artificial si el pulso no es el adecuado o aún no puede respirar por sí solo.
El ritmo de reanimación debe seguirse de modo sucesivo, hasta que el herido recobre la respiración y el pulso o hasta que llegue la ayuda sanitaria
3. Sufre colapso, o shock
Los síntomas son: palidez, sudoración, frío, pulso débil y rápido, incoherente.
o       Si está consciente, colocar al herido en posición “antishock” (boca arriba, elevando las piernas)
o       Si tiene vómitos, colocar al herido de lado, con el tórax hacia abajo
o       Taparle ligeramente para protegerle del frío y del calor
o       No darle nada de beber
4. Está inconsciente
o      Controlar la respiración
o      Controlar el pulso
o      Colocar al individuo de lado (sobretodo si vomita)
o      NO mover el cuello e intentar protegerlo de posibles movimientos (colocando ropa o arena al lado, nunca debajo).
5. Tiene hemorragias
Las hemorragias pueden ser:
o       Externas: Se ve la sangre a través de una herida
o       Internas: Cuando la sangre no sale al exterior (el síntoma más habitual es el estado de  shock de intensidad progresiva).
o       Internas exteriorizadas:a través del oído, nariz o boca (son signos de gravedad, y no deben ser taponadas).

Reanimación cardio-pulmonar
Consiste en la estimulación rítmica y manual del corazón para que la sangre continúe circulando, manteniendo al mismo tiempo la llegada del oxígeno a los pulmones mediante el “boca a boca”. Esto se consigue con una serie rítmica de compresiones del tórax con las dos manos, a nivel del corazón, alternando con la introducción de aire por la boca del herido (en este momento, se debe tapar la nariz)

El ritmo de la reanimación cardio-pulmonar es diferente según se realice por uno o dos auxiliares:
o        Con dos reanimadores: 5 compresiones torácicas (una por segundo) por cada respiración.
o        Con un reanimador: 15 compresiones torácicas, seguidas de 2 respiraciones. (CORREGIDO POR EL AMIGO FACUNDO CHURRARIN)
La maniobra comprende 2 insuflaciones y 30 compresiones. Esto cambió hace un tiempo y se práctica tanto para un rescatista como para dos.
El ritmo de reanimación debe seguirse de modo sucesivo, hasta que el herido recobre la respiración y el pulso, o hasta que llegue la ayuda sanitaria.

  Cómo actuar ante una hemorragia
1.      Ante cualquier herida externa:
o       Presionar directamente sobre la herida con gasas o vendas, manteniendo la presión aproximadamente de 10 a 15 minutos.
o       NO retirar ni cambiar la venda, aunque esté empapada. (colocar nuevas y secas encima de las empapadas).
2.      En caso de fuerte hemorragia (abundante).
o       Presionar directamente sobre la herida con la mano o con el puño, mediante una gasa o venda, si fuera posible.
o       Mantener elevada la zona de la hemorragia, si está localizada en las extremidades.
o       Presionar sobre el trayecto de la arteria.
3.      Efectuar un torniquete sólo en caso de amputación.
o       No aflojarlo ni retirarlo,
o       Colocar un cartel visible indicando la hora en que se realizó,
o       Trasladar al herido urgentemente al hospital.
4.      En caso de hemorragias internas
5.      exteriorizadas:
o       NO taponar ni intentar cortar la hemorragia.
o       NO mover al herido, especialmente la cabeza.
o       Controlar las funciones vitales del herido (respiración, pulso, asfixia).
o       Vigilar la pérdida de consciencia y la aparición de vómitos.
o       Colocar al herido en posición lateral si tiene vómitos o está inconsciente
   Cómo actuar frente a una quemadura
o       Enfriar la quemadura con agua fría.
o       Poner un apósito húmedo.
o       No quitar las ropas adheridas.
o       No poner pomadas ni grasas.
o       No cortar ni pinchar las ampollas.
o       Darle de beber agua a pequeños sorbos, si está consciente y no vomita.
   Cómo actuar frente a una fractura
o       Cubrir la herida.
o       Inmovilizar el miembro afectado, sin reducir la fractura.
o       No juntar ni separar las piernas de los que presenten fracturas en ellas.
Movilizaciones del herido
1.      Si el herido se encuentra dentro del vehículo,la evaluación y atención del herido debe practicarse en el interior del mismo.
2.      Si el herido se encuentra “atrapado” en el interior del vehículo,sólo debe ser liberado por personal especialmente preparado.
3.      NO se debe mover nunca a los heridos, a no ser que sea imprescindible:
·         En caso de incendio.
·         Cuando sea necesario efectuar una reanimación cardio-pulmonar, o ante la imposibilidad de una actuación primaria.
4.    Si se necesita la movilización del herido:
·        Efectuarla entre varias personas (al menos tres)
·        Trasladar al herido en bloque rígido, sin mover su cuello.
Traslado del herido
Solamente se debe trasladar a un herido en un vehículo particular hasta el hospital más próximo
·        Cuando nos encontremos en una situación de aislamiento, sin posibilidad de pedir o recibir ayuda sanitaria.
·        Si la ayuda pedida se retrasa más de 30 minutos y el accidentado presenta:
o       Un estado progresivo de inconsciencia, con la aparición de síntomas de shock (puede haber de hemorragias internas)
o       Una hemorragia externa que no puede ser contenida o que se controla con un torniquete
Sólo debe hacerse en estos casos excepcionales, y siempre que el traslado pueda hacerse con las condiciones de seguridad necesarias
Las condiciones de seguridad necesarias para un traslado correcto son:
·        Utilizar una furgoneta, camión o similar.
·        Colocar al herido en la posición adecuada.
·        Circular a una velocidad moderada, sin movimientos bruscos.
·        Con un acompañante que tranquilice al herido y observe la evolución de su estado.
·        Evitar desplazamientos del herido.
Siempre que sea posible se debe esperar a que llegue una ambulancia con el personal y los medios adecuados.
Algunas normas básicas para un comportamiento correcto
Es de vital importancia un comportamiento correcto en los primeros momentos y los posteriores al accidente, pues permite:
·        Salvar vidas.
·        Evitar un sobreaccidente.
·        Impedir posibles lesiones secundarias.
·        Reducir daños materiales.
·        Disminuir el dolor.
Saber lo que hay que hacer es muy importante, pero no lo es menos saber lo que no se debe hacer
Si dudas en cómo atender a un accidentado: ¡colabora de otra forma! Todos estamos capacitados para:
·        Dar apoyo emocional.
·        Tranquilizar a los accidentados.
·        Pedir ayuda sanitaria.
·        Avisar e informar a la autoridad o sus agentes.
La petición de auxilio y el prestar ayuda inmediata, además de una obligación moral y social. es un deber para:
·        Los conductores y demás usuarios, que se vean implicados en un accidente.
·        Quienes presencien o tengan conocimiento del accidente, salvo que manifiestamente  no sea necesaria su actuación o esté presente la Autoridad o sus agentes.
El no cumplir con este deber está castigado por la ley
·        En el código penal, se equipara omisión de ayuda a un accidentado a delito
·        En la Ley de Seguridad Vial, omisión equivale a una infracción grave.
FUENTE: http://www.medicina21.com/doc.php?op=especialidad3&ef=Miscelanea&id=26

1 comentario:

  1. Buen aporte Sergio, te lo edite para que se lea directamente en el blog.

    ResponderEliminar